Micro-post: ¿Cuándo instalaste tu sistema?

Uso del cortafuegos en Linux Mint

Es bastante aconsejable utilizar un cortafuegos, dado que en internet estamos expuestos a todo tipo de amenazas, y aunque usemos Linux, nunca viene mal una segunda protección. 

En Linux Mint disponemos de un cortafuegos preinstalado que además es intuitivo y fácil de usar. Para empezar, buscamos "Cortafuegos" en el menú y lo abrimos (nos pide la clave de superusuario). Veremos la siguiente ventana:

Debemos activarlo en "Estado" y comprobar lo siguiente:
  • Perfil: casa
  • Entrante: denegar
  • Saliente: permitir
Si no usas aplicaciones tipo P2P, has terminado. Tienes el cortafuegos configurado. En caso de que uses, por ejemplo, Transmission, deberás añadir una regla. Para ello, haz clic en reglas y posteriormente en + (añadir). Saldrá la siguiente ventana, que debe quedar igual que en la imagen (utilizamos la opción "preconfigurada", que viene por defecto y es la más sencilla):



Así, debemos tener:
  • Política: permitir
  • Dirección: ambos
  • Categoría y subcategoría: Si quieres clasificar las reglas, cambia esto, yo lo dejo en "todos".
  • Aplicación: Puedes usar el desplegable, pero es una locura. Escribe el nombre de la aplicación en el cuadro de búsqueda y se seleccionará sola (observa la imagen).
Pulsamos añadir y veremos que automáticamente se nos han creado cuatro reglas, dos para entrada (IPv4 e IPv6) y de forma análoga, otras dos para salida.

Hecho, si tienes otras aplicaciones que necesiten excepciones, simplemente añade más reglas.




Comentarios